Utilización de colgajos en trauma vascular periférico grave por el cirujano vascular

El incremento de la violencia ciudadana, por el uso de armas de fuego y blancas en delitos comunes, los accidentes por exceso de velocidad o la utilización de herramientas eléctricas sin medidas de seguridad adecuadas, han producido un aumento en la incidencia de los traumatismos vasculares, siendo una de las primeras causas de morbimortalidad, principalmente en pacientes jóvenes.

Desde el punto de vista histórico, se ha documentado en los primeros capítulos de la Biblia que el trauma fue la causa de muerte de un hombre (Abel). Desde que el humano habita el planeta no hay duda que ha estado expuesto a traumas de diversa naturaleza que causaron lesiones graves, que al no recibir tratamiento adecuado motivaron la muerte de muchos hombres (caídas, heridas en pleitos o guerras, lesiones causadas por animales).

La historia del trauma vascular se remonta a los tiempos más antiguos de la humanidad. Los hombres prehistóricos deben haber sufrido intensamente al observar y no poder comprender como contener una hemorragia posterior a un trauma, al sentirse indefensos por no saber qué hacer para controlarla y al ver morir a un compañero herido por un animal o una caída severa. Seguramente alguien trató de cohibir un sangrado presionando con un dedo o la mano, o aplicando una piedra o un tronco sobre la herida. He ahí el inicio del trauma vascular y su tratamiento.

Es evidente que el control del sangrado es y ha sido desde los inicios de la vida humana el principio básico en el trauma vascular. El control de los vasos sangrantes representó el principio de la cirugía vascular.

Actualmente el trauma se ha convertido en la epidemia no resuelta de nuestra era pues es la primera causa de muerte y lesiones graves en la población joven. Aunque el traumatismo vascular representa menos del 5% del total de los enfermos lesionados, cuando las lesiones graves se presentan pueden poner en riesgo la vida, un órgano o una extremidad. Galeno fue el primero que sugirió que había que colocar un dedo en el sitio de una herida de un vaso sangrante en el siglo II d.C, y probablemente ahí empezó la cirugía del trauma vascular

Material y Metodos

Resultados

Discusion

Leer articulo completo

Luna PG , Roldán I. RS. Servicio Cirugía Cardiovascular. Hospital Zonal General de Agudos Luciano y Mariano de la Vega. Buenos Aires. Argentina.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.