Ruptura espontánea de carótida, tratamiento quirúrgico convencional con control endovascular del tronco braquiocefálico

La causa más frecuente de ruptura espontánea de la arteria Carótida en el cuello es la erosión que provoca la infiltración neoplásica por tumores de faringe o por secuelas de radioterapia, aunque también puede deberse a aneurismas o fracturas placas ateroscleróticas ulceradas más raramente.

La anatomía del cuello es difícil y requiere habilidad y cuidado en la elección de cualquier procedimiento quirúrgico a emplear, además de un juicio clínico certero.

Se recomienda por muchos cirujanos, a causa de las estructuras vitales existentes en el cuello con riesgo de sangrado y asfixia de carácter grave y letal la exploración de todas las lesiones sangrantes de esta región

Sin lugar a dudas el control de los vasos para abordar una ruptura de Carótida es un serio problema a resolver antes de intentar la reparación de la misma.

Caso clínico

Paciente del sexo masculino, 64 años de edad, de raza negra, fumador e hipertenso mal controlado el que bruscamente comienza con dolor en la región lateral derecha del cuello y un rápido aumento de volumen del mismo. Dicha tumoración que se forma en horas late pero no se expande y es bien dolorosa

Accede al articulo completo en Revista Iberoamericana de Cirugia Vascular Volumen 6 Numero 3


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.