Nuestra experiencia en el tratamiento y evolución postoperatoria de las malformaciones vasculares

Las malformaciones vasculares, afectan solo el 0,8% a 1 % de la población, están asociadas con frecuencia a morbilidad significativa. Las anomalías vasculares pueden cla­sificarse en tumores vasculares y malformaciones vasculares. El tumor vascular mas frecuente es el hemangioma, esta presente desde el nacimiento y con frecuencia involucionan espontáneamente durante la niñez.

Las malformaciones vas­culares siempre están presentes en el nacimiento, aunque a veces no son aparentes al inicio, nunca desaparecen y suelen crecer durante toda la vida 2,3, abarcan un amplio espectro de lesiones que pueden producir complicaciones fatales como la perdida de una extremidad o incluso ser de riesgo vital.

Las malformaciones mas comunes son las venosas y pocos casos tienen componente mixto como el Síndrome de Klippel-Trénaunay o síndrome de Parkes Weber que es­tán asociados con desarrollo anormal de otros tejidos como hueso, tejido blando y visceral 8. Las malformaciones arterio­venosas presentan el mayor reto terapéutico 5.

El diagnostico y tratamiento de esta problemáti­ca, resulta un gran desafío médico, debido a su variabilidad en la presentación clínica, evolución incierta y afectación de diferentes sitios, terminología confusa y falta de estudios o guías que consensuen un tratamiento estándar.

La adecuada clasificación, los avances recientes en las técnicas de imagen 9 y el enfoque multidisciplinario per­mitirán una mejor planificación terapéutica con el fin de ob­tener buenos resultados.

El objetivo de este estudio, es reportar nuestra experiencia quirúrgica y los resultados terapéuticos a largo pla­zo de diferentes malformaciones vasculares, con un periodo de seguimiento comprendido entre 2 y 40 años. En el momento  actual la evolución en las técnicas diagnósticas y el desarrol­lo de la terapia endovascular, así como nuevos materiales de embolización y escleroterapia, mejoran el resultado de esta patología compleja. Sin embargo, la escasa frecuencia de esta patología, no permite obtener una evaluación definitiva de los distintos tipos de tratamiento .

Leer articulo completo


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.