Implantación exitosa de una neoaorta de pericardio bovino con reparación simultánea de una hernia abdominal: A propósito de dos casos.

Introducción

Las infecciones del injerto protésico constituyen una de las complicaciones más graves en la cirugía vascular El tratamiento requiere la explantación completa del injerto y la revascularización del área afectada, en las difíciles condiciones que supone una reoperación. Frente a la no disponibilidad de material autólogo, una alternativa es el pericardio bovino.

Material y métodos

Caso 1

Mujer, 66 años, EP Aneurisma de la aorta abdominal e implantación de una prótesis aortobifemoral. Daño intraoperatorio de las venas iliacas.15 años después infección del injerto y degeneración aneurismática de la anastomosis femoral. Hernia abdominal.

Caso 2

Mujer, 71 años, EP Bypass aortobifemoral y dos revisiones posteriores con interponado de dacron en la región inguinal y daño intraoperatorio de la vena profunda femoris. Ruptura contenida de la anastomosis femoral por infección del injerto protési­co. Como hallazgo paralelo, gran hernia abdominal

Ante la no disponibilidad de la vena femoral superficial, se diseñó una neoaorta con parche de pericardio bovino con la explant­ación completa del material sintético y la reconstrucción in situ del eje aortoiliacal. De forma paralela se implantó una malla ab­dominal para reparar la hernia.

Resultados

Se aisló estafilococo coagulasa negativo y propionebacterium acnes en los cultivos microbiológicos.

En los dos casos se consiguió la integración completa de la neoaorta que permanece tras 17 y 14 meses del postoperatorio com­pletamente permeable.

 

Conclusion

Autores

Vargas Gómez C., Scholz L., Kilic M., Vitolianos N., Savvidis S., Neufang A. Helios Dr. Horst Schmidt Klinik, Wiesbaden, Alemania


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.