Historia del Servicio de Angiología y  Cirugía  Vascular del  Hospital  Clínico Universitario de  Valladolid (desde los 80 hasta nuestros dias)

La formación de especialistas, que se desarrolla en cinco años y teniendo en consideración la capacidad asistencial de la unidad se admite un residente en años alternos, situación que se mantendrá hasta el año 2005 cuando la unidad se transforma en Servicio independiente donde se formará un residente por año.

En el otro hospital que el 4 de mayo de 1984 por motivos políticos se cambia el nombre por el de Hospital “Del Río Hortega” y es en 1987, en una clara mala gestión, teniendo en cuenta la evolución de la misma, de los responsables sanitarios, se decide crear una unidad con el nivel de sección en 1987, formando parte de la misma Martin Paredero y Minguela Cantalejo como especialistas de angiología y cirugía vascular y se incorpora a la misma un cirujano general Santiago Carrera.

Historia del Servicio de Angiología y  Cirugía  Vascular del  Hospital  Clínico Universitario de  Valladolid (inicios hasta años 80)

Esta unidad nunca tuvo un funcionamiento operativo relevante y al poco tiempo de su constitución por problemas entre sus integrantes, casi deja de funcionar y dos facultativos Minguela Cantalejo y Santiago Carrera solicitan su incorporación a la del Hospital Clínico Universitario, quedando en ese hospital como integrante para labores exclusivamente de consultoría, Martín Paredero hasta que en 1991 se desplaza a Tarragona, desapareciendo totalmente la unidad creada.

También en 1987 y también fruto de una mala planificación Sanitaria se decide crear una unidad de cirugía vascular formada por un facultativo en la vecina ciudad de Palencia ocupando la plaza Carpintero Mediavilla. A pesar que se suman a la misma dos cirujanos generales aunque con título de especialistas en angiología y cirugía vascular, para ayudar a realizar la actividad. La unidad tampoco funciona, por lo que al final se decide la incorporación de Carpintero Mediavilla, a la unidad del Hospital Clínico Universitario al poco tiempo de constituirse.

Durante unos muy pocos años funciona la unidad del Hospital Clínico con los facultativos originales de la misma Mateo Gutiérrez, Larrañaga Calvo y Vaquero Puerta, con los incorporados al hospital, Minguela Cantalejo y Santiago Carrera, y con Carpintero Mediavilla, pero formando un grupo de trabajo inconexo sin claras directrices de trabajo y con una total falta de cohesión entre sus miembros.

En 1994, valorando la situación, los responsables sanitarios consideran oportuno crear tres Servicios en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, uno de Cirugía Cardiaca, otro de Cirugía Torácica y otro de Cirugía Vascular partiendo del inicial Servicio de Cirugía Torácica, Cardiaca y Vascular, creando la Jefatura de Servicio entre ellas la de Angiología y Cirugía Vascular.

Se opta a ella por diferentes candidatos y recae la misma en 1995 en Carlos Vaquero, que en parte desde el anuncio de su creación meses antes ya venía funcionando como tal. Se reestructura el Servicio y se crean dos Secciones asistenciales dentro del mismo, teniendo en cuenta que se ha incrementado el área de referencia por la incorporación de los paciente correspondientes al Hospital Río Hortega y los adscritos al área de la provincia de Palencia y se requería un funcionamiento estructurado y con responsabilidades definidas en el Servicio, sobre todo en la faceta asistencial.

Se hacen las gestiones para obtener nuevos medios como doppler direccionales, ecodoppler, arco radiológico e infraestructuras no disponibles en ese momento, pero que al obtenerlos casi de forma inmediata se incrementa de forma exponencial la capacidad del Servicio. A las actividades asistenciales se impulsan las de investigación y por la condición del nuevo Jefe, de Profesor Titular de Universidad con plaza vinculada hospitalaria, se adscriben ya de una forma definida las de postgrado que coincide con la puesta en marcha de un nuevo plan de estudios en la Facultad de Medicina de Valladolid, para la formación de médicos en esta licenciatura. De forma progresiva se comenzaron a obtener recursos tanto humanos, incrementando la plantilla, como materiales sobre de hospitalización llegando a utilizar 75 camas hospitalarias y disponer varios quirófanos al día.

Esto hizo que permanecieran integrados al Servicio, el Jefe de Sección Antonio Mateo y José Ramón Larrañaga como adjunto del Hospital Clínico, pero además incorporándose del Hospital Río Hortega de forma definitiva, Francisco Minguela Cantalejo y en Comisión de Servicio dos cirujanos generales integrantes de la plantilla de Cirugía General con interés en la cirugía vascular para reforzar la plantilla.

Casi de forma inmediata se realizaron incorporaciones como la de Carpintero Mediavilla, que ocupaba plaza en Palencia; pasando a la situación de adjunto en el Servicio una vez concluido su periodo de formación, José Antonio González y Paloma de Marino, aunque esta última, dependiente administrativamente del otro Hospital Río Hortega. Posteriormente se han incorporado al Servicio diferentes facultativos la mayoría formados en el mismo, como Lourdes del Río, Enrique San Norberto, Noelia Cenizo, Miguel Martín Pedrosa, María Antonia Ibáñez, Álvaro Revilla, José Antonio Brizuela, Laura Saiz, Isabel Estévez, Diana Gutiérrez y Cintia Flota, para completar la plantilla actual.

Han pasado por el Servicio, Óscar Moran de la Torre, Anabel Barrios, Isabel del Blanco, Marcos Iván Alonso, Bárbara Bodega y Marcelo Barbosa. La unidad de Angiología y Cirugía vascular ha mantenido la formación de pregrado al tener inicialmente un profesor titular hoy catedrático, el Prof. Carlos Vaquero y también formación especializada en la especialidad de Angiología y Cirugía Vascular.

Recuerdo especial a los residentes que se formaron en la unidad y que forman parte de otras plantillas de servicios en otros hospitales, como Rafael Fernández Samos en León, Santiago Rodríguez Camarero en Logroño, Leopoldo Fernández en Pamplona, José Luis Pérez en Santa Cruz de Tenerife, Ignacio Agúndez en Burgos, Álvaro Torres en Valencia, Borja Merino en Alicante, Lucas Menjibar en Sevilla, Roberto Salvador en Salamanca, Victoria Gastambide en Montevideo, Ruth Fuente primero en León y posteriormente en Burgos, siendo en este momento varios de ellos jefes de servicio o de unidad.

Residentes en el momento actual son Liliana Fidalgo Domingos, Sergio Fernández Bello, Elena García Rivera, Manuel Díez y Cristian Hernández. Administrativos han estado realizando actividad de esta función, Ana Beltrán de Heredia en la etapa de servicio con Cirugía Cardíaca y Vascular, Carmen Anta, María José De Vega, María Victoria Duque, Esther Arias Simón y Carmen Ayuso, entre otras. En esta etapa, la cirugía vascular, también ha desarrollado un cambio radical al pasar de una cirugía convencional de cirugía abierta a otra mínimamente invasiva basada en la cirugía endovascular.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.