Endofuga tipo III en paciente con endoprótesis fenestrada

Las endofugas constituyen el talón de Aquiles de la terapia endovascular de los aneurismas de aorta. Representan la causa más frecuente de reingreso y reintervenciones de estos pacientes.

Objetivos

Paciente varón de 68 años diagnosticado de aneurisma tóraco-abdominal tipo IV de Crawford de 65 mm de diámetro máximo en 2012 y que, tras intento fallido de reparación abierta en otro centro, fue intervenido por nuestra Unidad en 2013. Se le colocó una endoprótesis fenestrada con un módulo torácico, un módulo visceral con 4 fenestraciones y un cuerpo bifurcado. Al tercer año de seguimiento, se detecta endofuga tipo III por desconexión de las ramas del tronco celíaco y la mesentérica superior aunque sin crecimiento significativo del saco aneurismático ni clínica acompañante.

Material y método

Intervenimos al paciente. De forma percutánea, se interponen 2 stent recubiertos, uno para tronco celíaco y otro para mesentérica superior. No hubo complicaciones durante el procedimiento.

Resultados

Permaneció un día en UCI y fue dado de alta a los 2 días de la cirugía. Al mes, el paciente permanece asintomático y en el TC se aprecia una disminución significativa del diámetro del saco aneurismático.

Conclusiones 

Autores

Jerónimo Antonio Fernández, Jorge Cuenca Manteca; Rafael Ros Vidal; Marina Hebberecht López; Luis Miguel Salmerón Febres. Hospital Clínico de Granada. España.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.