Algunos aspectos relacionados con el desarrollo de la cirugia endovascular en España (primeros años)

Previamente a los años 70 del siglo pasado, durante décadas la cirugía vascular se realizaba en las Cátedras que desarrollaban su actividad en los Hospitales Clínicos dentro del conjunto de actividades quirúrgicas, cuyas patologías de las diferentes especialidades no se practicaban por especialistas con dedicación exclusiva a esta patología, sino por aquellos que tenían un especial interés por este campo y que solían realizar por otra parte otras actividades de las diferentes especialidades.

La cirugía vascular del Sistema público de Salud integrado en la Red pública hospitalaria de la Seguridad Social, implantada en España después de la Guerra civil (1936-1939) por el régimen instaurado; se practicaba inicialmente dentro de los Servicios de cirugía general, donde ya se habían excluido otras patologías que fundamentalmente eran atendidas por servicios ya específicos como Traumatología, Urología o Neurocirugía, entre las más diferenciadas en los primeros años.

En los Servicios de Cirugía Cardiovascular, se atendía en la mayoría de las ocasiones esta patología, pero como actividad secundaria, donde el especialista de esta especialidad daba prioridad, posiblemente por su repercusión social, a la cardiaca donde se obtenía un mayor reconocimiento social.

La patología vascular y sobre todo la venosa, se atendía en muchas ocasiones por estos especialistas en su práctica privada, fundamentalmente por su rentabilidad económica y por sus escasas complicaciones y problemas que se solía derivar de su ejercicio.

En décadas anteriores y habría que remontarse a la de los 30, surgieron también los angiólogos, que se ocupaban de la cirugía vascular, integrados en cátedras o Servicios hospitalarios o incluso en clínicas realizando actividades además de este campo médico, también en el quirúrgico en intervenciones sencillas y de bajo riesgo para el enfermo.

 De esta manera, estos profesionales practicaban técnicas quirúrgicas poco agresivas que se ceñían en muchas ocasiones a procedimientos sencillos de trombectomías arteriales no extensas, simpatectomías lumbares y en el campo venoso, cirugía de las varices y de la úlcera varicosa. Inicialmente los servicios o unidades, que consiguieron en base a su nivel asistencial la acreditación docente para formar los nuevos especialistas, fueron el Hospital Clínico de Santiago de Compostela, el Hospital General de Asturias y la Residencia Virgen de Covadonga en Oviedo, Santa Cruz y San Pablo, la Ciudad Sanitaria Príncipes de España y la Ciudad Sanitaria Francisco Franco de Barcelona, la Residencia Sanitaria Virgen de las Nieves de Granada, la Clínica de la Concepción de la Fundación Jiménez Diaz, la Ciudad Sanitaria la Paz, la Residencia Sanitaria 12 de octubre, el Hospital Clínico de Madrid y el Hospital Clínico de Valladolid.

En estos hospitales se empezaron a realizar de forma preferencial la cirugía arterial directa en especial endarterectomías y bypass a nivel periférico y también se comenzó a realizarse de forma rutinaria la endarterectomía carotídea y el tratamiento de los aneurismas, en especial el de aorta abdominal mediante procedimiento abierto. A ello contribuyó la formación de los facultativos que se solía ampliar con estancias en hospitales europeos y norteamericanos.

Leer la introduccion de este articulo

Años 70&80

Cirugia Endovascular

Desarrollo Cirugia Endovascular


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.